Sin comentarios aún

“Durante la mitad de mi vida, Dios me pasó por el costado”

Adrián Márquez tenía una fe “típica uruguaya” y hoy es diácono permanente. Instructor de artes marciales, se acercó a la fe a través del colegio de sus hijos, el Santa Clara del Cerro.

Los comentarios están cerrados.